Blog Educación

Modalidad de escolarización (alumnado con discapacidad)

La semana pasada empezamos con una serie de posts dedicados a la escolarización del alumnado con necesidades educativas especiales hablando de la diferencia entre ACNEAE y ACNEE. Y para seguir con este tema hoy os traigo las distintas modalidades de escolarización para el alumnado con discapacidad.

Antes de nada hay que tener en cuenta que la ley en la que me baso al redactar este post es la LOMCE. Aunque esta ley es estatal el cómo se desarrolla varía según la comunidad autónoma y pueden aparecer diferencias. Además me gustaría remarcar que según esta ley la escolarización del alumnado con necesidades educativas especiales se regirá por los principios de normalización e inclusión. Y que la escolarización en educación especial sólo se debería de hacer cuando las necesidades no puedan ser atendidas en el marco de las medidas de atención a la diversidad de los centros ordinarios.

Partiendo de lo anterior existen distintas modalidades de escolarización. Gracias a estas opciones se pretende dar respuesta a todos los casos en función de, fundamentalmente, dos variables:

  1. Las adaptaciones curriculares. Cada curso y etapa tienen unos objetivos y contenidos concretos establecidos por el currículum. Por ello, habrá que valorar lo que se tengan que modificar estos objetivos y contenidos.
  2. Los apoyos necesarios. Es muy importante valorar los distintos apoyos que cada alumno o alumna vaya a necesitar. Y es que no todos los centros disponen de los mismos medios ni materiales ni profesionales.

Tipos de escolarización

1. ESCOLARIZACIÓN EN CENTRO ORDINARIO:

Como ya hemos dicho antes, la primera opción siempre debe de ser esta. Sobretodo en Educación Infantil, ya que es una etapa en la que aún no hay asignaturas y hay más facilidades para adaptar las actividades y los objetivos. Por todo esto siempre que las necesidades educativas del alumnado pueden ser atendidas con los recursos ordinarios se hará así. Pero como comenté en este post estar en un centro ordinario no es igual a inclusión. Por eso dentro de esta modalidad hay varias opciones:

  • Inclusión total: el alumno/a está siempre con su grupo y recibe los apoyos dentro del mismo.
  • Inclusión parcial: el alumno/a está con su grupo y sale fuera del aula a recibir apoyos de los distintos especialistas.
  • Aulas de educación especial: algunos colegios ordinarios tienen un aula específica de educación especial. En ella se atienden las necesidades del alumnado por necesitar adaptaciones curriculares muy significativas. De esta forma se puede dar respuesta a este alumnado y también pueden participar en algunas actividades de todo el centro. Es una fórmula muy utilizada en entornos rurales donde no se dispone de colegios de educación especial cercanos.

También hay centros ordinarios que están especializados en algún tipo de discapacidad. Tienen más medios, recursos, infraestructuras, formación y/o personal. Los tipos más comunes de atención preferente son de discapacidad auditiva, discapacidad motora y TEA.

2. ESCOLARIZACIÓN COMBINADA:

Como su nombre indica combina la escolarización entre un colegio ordinario y uno de educación especial. La asistencia del alumnado en este tipo de modalidad es muy variable. Puede ir a unas asignaturas a un centro y a otras a otro si las distancias lo permiten. O puede ir unos días a un centro y otros al otro. Esto se debería de decidir consensuando qué es lo mejor entre familia y colegios. Y hay que tener presente que esta modalidad es de carácter temporal y revisable.

3. ESCOLARIZACIÓN EN UN CENTRO DE EDUCACIÓN ESPECIAL:

Los centros de educación especial escolarizan exclusivamente al alumnado con necesidades educativas especiales asociadas a discapacidad y que tienen un desfase curricular muy grande. En estos centros se ofrecen servicios, recursos y medidas que el sistema ordinario no dispone. Algunos de los perfiles profesionales específicos que hay son fisioterapia, enfermería, terapia ocupacional… Y abarcan un periodo de escolarización mayor a los centrsos ordinario, hasta los 21.

 

¿Cómo se determina la modalidad de escolarización?

Gracias al dictamen de escolarización podemos saber cuál es la modalidad que necesita cada alumno y alumna. Es un documento oficial que se realiza al alumnado con necesidades educativas especiales, con carácter jurídico y que establece distintas medidas y propuestas. Por ejemplo se encarga de explicar qué necesidades tiene, qué tipo de recursos tanto materiales como humanos necesita... así como la modalidad de escolarización que mejor se adapta a sus necesidades y circunstancias.

Este documento lo tiene que realizar el orientador del centro o el equipo de orientación psicopedagógica encargado de cada caso.

Te espero en los comentarios para que me cuentes tu opinión sobre este tema. Y como siempre te dejo algunos enlaces por si quieres profundizar más. ¡Un abrazo!

Te puede interesar

Sin comentarios

Deja una respuesta

X